Depósitos para depuración. Fosas sépticas

Las fosas sépticas son equipos destinados al saneamiento autónomo de viviendas aisladas o pequeñas colectividades.

En el interior se producen dos fenómenos, decantación y digestión.

  • Decantación, a la entrada de la fosa la materia orgánica se precipita al fondo donde se almacena en forma de fangos.
  • Digestión, las bacterias presentes en el interior digieren los fangos, disminuyendo su volumen.
En las fosas equipadas con filtro biológico se produce una oxidación, con lo que los valores de depuración son más altos.
El relleno biológico está destinado a multiplicar la población de bacterias y la superficie de contacto entre éstas y las aguas a verter.

Periódicamente se ha de proceder al vaciado de lodos, no sólo por el llenado de la fosa, también porque los lodos restan efectividad a la fosa al disminuir el tiempo de residencia de las aguas en su interior.

Si el equipo está bien dimensionado, el vaciado se ha de producir cada dos o tres años.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies